Fuente: Save Your Heritage

Nosotros, la gente de raza blanca debemos estar unidos. Debemos salvar nuestra herencia o estaremos condenados. Los países europeos y blancos de todo el mundo fueron fundados por principios cristianos. Estos principios no son parte solo de nuestra religión, sino también de nuestro lenguaje, nuestra literatura, nuestras leyes y nuestros conceptos morales. Todos estos principios son los cimientos de nuestra cultura, elimina los cimientos y la casa se cae. Si tienes un legado ¿por qué no protegerlo?

El ex-presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, dijo el 22 de junio de 1998 en la Universidad Estatal de Portland que: “En poco más de 50 años no habrá ninguna raza que sea mayoría en los Estados Unidos. Ninguna otra nación ha pasado por un cambio demográfico de esta magnitud en tan corto tiempo”. La clase de graduandos de 1998 aplaudió y ovacionó el genocidio de la civilización blanca.

¿Habrían ovacionado a Clinton si hubiese dicho que “los judíos están dejando de ser mayoría en Israel”? ¡Claro que NO, habrían gritado de horror! ¿Habrían ovacionado a Clinton si hubiese dicho que “los esquimales se han convertido en minoría en Alaska debido a la inmigración blanca en sus tierras nativas”? ¡Claro que no! Esos mismos estudiantes educados en el liberalismo se habrían quedado sin respiración por la vergüenza y se habrían preguntado sobre lo qué se debería hacer para salvar a los esquimales.

Nos tacharían de racistas si dijésemos que “es horrendo imaginar que existan niños que sientan orgullo de ser negros o indios”. ¡Imaginen el griterío! ¡La deshonra y el castigo que recibiríamos! ¡Los nombres que nos darían: cerdos racistas, nazis, incitadores del odio, y más! Los medios se volverían locos. Los comentadores de noticias moverían sus cabezas en señal de disgusto y demandarían en representación de todas las minorías ofendidas que ofrezcamos nuestras disculpas públicas.

Pero no fuimos nosotros los que escribimos esas palabaras. La revista Newsweek escribió en un artículo publicado el 14 de setiembre de 2009 que “es horroroso imaginar niños que se sientan orgullosos de ser blancos”. Ninguna manifestación de rechazo popular, ningún castigo mediático, ningún pedido de disculpas. ¿Por qué? Porque la gente blanca ha sido condicionada para aceptar esta clase de basura de los medios sin protestar.

Y aun así nos llaman racistas, fanáticos, intolerantes, nazis, antisemitas y muchas cosas más. Solo por hacer exactamente lo mismo que hacen los negros, los amarillos y los marrones de otras razas en todo el mundo. Nosotros amamos nuestro legado, amamos nuestra herencia y peleamos por nuestra gente.

En 1900 los blancos eran el 30% de la población mundial, el 2010 ya eran menos del 10% y se estima que el 2050 serán menos del 5% en todo el mundo. Nuestra herencia está bajo ataque. Pero si te atreves a expresar orgullo de tu herencia blanca, prepárate. La sociedad dice que solo la gente de color puede sentirse orgullosa.

Si eres blanco has sido condicionado para creer que eres racista si deseas preservar, proteger y honrar a tu propia gente. Puedes tener “derechos civiles” si eres: negro, inmigrante, indígena, judío, homosexual, mujer, discapacitado, y hasta animal… a menos que SEAS BLANCO.

¿Cuál es tu legado? ¿Conoces tu cultura? Muchos no saben que son, no conocen lo especial que es su herencia. Y gracias a generaciones de odio mediático contra los cristianos blancos esta gente odia su patrimonio y ni siquiera se dan cuenta. En lugar de estar orgullosos de lo que son comienzan a emular a otras razas (peinados, tatuajes, perforaciones). ¡Nuestro patrimonio cultural está siendo atacado!

Durante décadas nos han obligado a pensar que ser blanco es ser racista. Los negros pueden preferir la compañía de otros negros. Los asiáticos pueden juntarse con otros asiáticos, los árabes con árabes y los mexicanos con mexicanos. Los judíos siempre andan entre judíos. Y a nadie le molesta. ¿Por qué los blancos no pueden hacerlo? ¿Por qué te llaman racista si te juntas solo con blancos?

¿Qué estas buscando? ¿Ser “políticamente correcto” o la verdad? Los elefantes asiáticos no procrean con elefantes africanos en condiciones naturales. Las orcas no se reproducen con ballenas jorobadas. Las águilas calvas no tienen crías con águilas doradas. ¿Por qué la raza blanca debe mezclarse con otras razas? Somos tan diferentes de ellos como es diferente la orca de la ballena jorobada, o el águila clava del águila dorada. ¡Celebra tu exclusividad!

La gente blanca no está teniendo hijos. Los países blancos están perdiendo su herencia y su cultura. Es solo cuestión de tiempo. Éramos alrededor del 30% de la población mundial y mira cómo hemos beneficiado a la humanidad. Miles de inventos y descubrimientos que NO los guardamos solo para nosotros sino que los compartimos con el resto de la humanidad.

Sin embargo ahora. Debido a la gran cantidad de inmigración, principalmente de países no-bancos. Debido a la imparable desinformación en televisión, radio y cine. Debido a que los medios reiterada y persistentemente repiten que el matrimonio interracial es interesante y está de moda. Debido de nuevo a los medios que promueven la irresponsabilidad sexual y la esterilización que reduce la fertilidad.

Debido a que la cultura dominante dice que “tener hijos te limita” y gracias a un sistema económico que prácticamente obliga a las mujeres a trabajar fuera cuando deberían quedarse en casa cuidando a sus hijos. Debido a la desvergonzada promoción del homosexualismo que solo reduce más la tasa de natalidad del hombre blanco. Por estas y por muchas más razones: ¡Estamos enfrentando un genocidio como pueblo!

Todas las naciones blancas enfrentan una catástrofe demográfica. Si fuésemos lechuzas o pandas habría una frenética campaña de protección para nosotros. Esto no es racismo ni es odio. Es la lucha por la sobrevivencia de una especie única: la gente blanca de todo el mundo. Estamos en guerra, y es una guerra por la supervivencia de nuestra gente. Y en la guerra debes conocer al enemigo. No temas acusar al enemigo de nuestro pueblo. La verdad no es antisemita. ¿Sabes cómo llegamos a este punto en nuestra historia? Debes conocer y preservar tu legado antes de que sea demasiado tarde.

¿Sabías que el primer poseedor legal de esclavos negros en los Estados Unidos fue otro negro? ¿Sabías que la máquina de coser fue diseñada por un hombre blanco pero su invento fue robado por un judío? ¿Sabías que el cañón más antiguo fue hallado en Europa y en la China apareció recién 32 años después? ¿Conocías algo sobre la primera referencia sobre la pólvora que fue escrita por un monje inglés y no en Asia?

Si no te dijeron nada sobre estas simples cuestiones imagina que más han estado ocultándote. ¡Investiga! Nadie te enseña las cosas más simples sobre tu propia historia. Comienza la búsqueda sobre tu legado y aprende sobre su pasado. ¿De dónde vienes? ¡Aprende sobre la historia de tu pueblo! Sobre tu gente y su preciada herencia.

Anuncios