Fuente: Wikipedia

¿Cuál es el origen del problema entre musulmanes y occidentales? ¿Porque se iniciaron las cruzadas? Pues porque los musulmanes ha deseado siempre invadir Europa y desde sus inicios intentaron destruir la cultura occidental. Con las cruzadas el hombre blanco no estaba atacando a nadie, más bien estaba defendiéndose.

Los árabes son de ascendencia afro-asiática. Son desordenados, pedantes, hipócritas, sucios y violentos. Son iguales a los gitanos y a los judíos. No comparten ninguno de los valores occidentales. Así como el cristianismo es la superación del judaísmo, así la religión musulmana es una degeneración del mismo judaísmo y por ello mantiene la idea de “conquistar el mundo”.

Por culpa del cristianismo los judíos ingresaron a Europa, y hoy en día todos los líderes y políticos judíos promueven el ingreso de musulmanes y otros grupos de inmigrantes a los países europeos porque se sienten “defensores de las minorías”. El profeta de los islamistas, Mahoma, era un pederasta que copuló con una niña de nueve años para sellar su matrimonio al más puro estilo judío.

La ciudad de Medina estaba llena de judíos y esos judíos recibieron muy bien a Mahoma cuando era perseguido por crímenes cometidos en la Meca. Se ha llegado a especular que el propio Mahoma era de origen judaico.

El Corán incita a la violencia en cada una de sus líneas. La idea de Mahoma era canalizar la natural virulencia sanguinaria de las etnias árabes para sus propios fines, pero al mismo tiempo impone fuertes castigos y normas draconianas con el fin de controlar a sus servidores.

Si a un grupo de negros que andan sueltos por allí asaltando y golpeando a quien sea se les acercara un supuesto “profeta” que se convierte en su líder religioso, ese líder debería canalizar toda la agresividad natural de sus seguidores y usarla en su beneficio.

Además, la naturaleza más profunda del Islam es anti-blanca. El Islam es una religión que se fundamenta en el odio hacia todo lo que sea occidental. Para ellos toda mujer blanca de ascendencia europea es siempre una prostituta y así nos lo repiten hasta el cansancio en nuestra cara.

Para ellos los hombres blancos son siempre enemigos, somos siempre los infieles. Aun si me declaro agnóstico, pagano, cristiano o lo que sea, si no me convierto al Islam según ellos debo morir. Cualquier hombre o mujer de raza blanca que se haga musulmán comete traición contra su raza, contra su gente y contra su cultura.

Los avances científicos de occidente son considerados por los árabes como tonterías inútiles que solo sirven para que nos alejemos de su dios Alá. Porque la tecnología nos hace la vida más fácil, y deberíamos vivir en la miseria y dejar morir a nuestros hijos con enfermedades que ya tienen cura, solo para agradar a un dios que quiere que sufras para ir al Harem del cielo.

Los árabes, como todas las culturas no-blancas, solo hablan en términos masculinos. Para ellos la mujer es un objeto mas, y en el mejor de los casos la mujer es considerada un animal que si se porta mal debe ser castigada o sacrificada. Solo la cultura europea del “malvado hombre blanco” le ha dado a la mujer su verdadero lugar.

Solo la raza blanca ha logrado grandes avances basada en el esfuerzo, el orden y la disciplina. Y esa misma raza blanca se ve hoy amenazada por la pérfida invasión musulmana de nuestras tierras. Cada día nacen más árabes y menos niños blancos en Europa. Debemos asegurar la existencia de nuestro pueblo y un futuro para los niños blancos.

Anuncios