El negro norteamericano Alex Haley publica el 17 de agosto de 1976 el libro titulado Raíces. En dicho libro narra la trágica historia de sus antepasados nativos de Gambia, al oeste del continente africano.

El libro es presentado como la historia real sobre la vida de un tal Kunta Kinte, que vivió feliz en su paraíso africano hasta que fue capturado por hombres blancos. Y así se convierte en un éxito de ventas.

En 1977 Haley recibe una Mención Especial del Premio Pulitzer. Y ese mismo año se estrena la miniserie Raíces, que recibió 37 nominaciones al Emmy de las cuales ganó 9. También ganó un Globo De Oro y un premio Peabody.

La novela narra hechos acaecidos a mediados del siglo XVIII, y afirma que los blancos raptaron a Kinte, cuando eran tribus de negros las que capturaban a otros negros y los vendían a traficantes musulmanes y judíos.

Raíces está plagado de mentiras históricas mezcladas con acusaciones contra los blancos. Y es así porque no fue escrito por Alex Haley y no relata una historia real. Aunque se haya querido vender como tal.

Haley nunca escribió su propio libro, el autor fue el judío Murray Fisher, quien a su vez copió gran parte del texto del libro El Africano de Harold Courlander. El mismo Courlander denunció a Haley por plagio.

Courlander y Haley llegaron a un acuerdo monetario sobre el plagio, y así se pudo ocultar el escándalo en los medios. Pero en 1993 Philip Nobile publica un articulo en The Village Voice desenmascarando a Haley.

Nobile tuvo acceso a cartas, diarios, borradores, notas y cintas de audio realizadas por Haley durante la creación del fraude llamado Raíces. Su conclusión fue que no hay nada de histórico ni real en el relato de Haley.

Pero ya a fines de la década de 1970 los expertos en genealogía, Gary Mills y Elizabeth Shown Mills, sin ninguna idea preconcebida, y luego de estudiar la historia de Alex Haley y Kunta Kinte, notaron que era falsa.

En su investigación ambos Mills hallaron que un tal Toby, llamado también Kunta Kinte, llego a Norteamérica en 1762, cinco años antes de lo que se relata en el libro de Murray Fisher bajo el nombre de Haley.

Además, según el fraudulento libro, el tal Toby o Kunta Kinte habría tenido una hija llamada Kizzy. Pero según las investigaciones de Mills y Mills resulta que Kizzy nació ocho años depués de la muerte de Kinte.

Sin embargo todos estos datos sobre la inautenticidad del libro Raíces son pasados por alto. El judaísmo impone sus reglas. Si lo que se dice no conviene a sus intereses por degenerar a la raza blanca, entonces es silenciado.

Por eso mismo nuestra labor es desenmascarar todos estos fraudes. Jamás permitiremos que los judíos y sus medios controlados sigan manipulando la historia. Es hora de despertar y luchar contra el demonio sionista.

Fuentes: Jack Cashill / The New American / New York Post

Anuncios