Casta es una antigua palabra española que deriva de casto, es decir puro. Y hace referencia a la calidad de pureza que cada individuo ostenta en su herencia racial. Las castas habrían sido implementadas en los virreinatos españoles para otorgar o denegar ciertos derechos a sus habitantes dependiendo de su pureza racial.

Incluso dentro de círculos racialistas, lamentablemente basados en información inadecuada, nos han dicho que los colonos españoles habrían propiciado su propia decadencia al mezclarse con las razas conquistadas. Sin embargo dista la realidad de tales declaraciones. La impureza racial fue severamente castigada en los virreinatos.

El mestizaje se produjo solo tras las guerras de independencia contra España propiciadas en Latinoamérica por masones como San Martín en Argentina, O’Higgins en Chile, De Miranda en Venezuela, o Hidalgo en México. Y como todos sabemos, la masonería se halla en manos de la judería corrupta promotora del multirracialismo.

Durante el apogeo de los virreinatos solo las personas que directamente llegaban desde España y los descendientes de españoles nacidos en América (llamados criollos) poseyeron derechos como ciudadanos. La aplicación de las leyes Jim Crow en los Estados Unidos y las Leyes de Núremberg en Alemania derivan del sistema de castas español.

Tras la abolición de la esclavitud finalizada la guerra civil en Norteamérica, los estados independientes se vieron forzados a implementar una serie de leyes raciales para evitar que los negros se mezclen con los blancos provocando desorden social, problemas fisiológicos y de salud, así como falta de identidad.

Las leyes de Núremberg aplicadas en la Alemania de Adolf Hitler siguieron el mismo esquema. Indicando que los ciudadanos con cierto porcentaje de ancestros judíos deberían ser tratados de modo diferente que los puros alemanes. La intención de las leyes raciales a lo largo de la historia ha sido siempre promover la propia unidad.

Según la historia oficial el racismo fue inventado como excusa para justificar el colonialismo que desde el siglo XV propició la expansión de varios países europeos. En realidad el colonialismo es tan antiguo como Egipto o Roma. Casi todos los pueblos sobre la tierra buscan conquistar nuevos territorios con el fin de acceder a sus recursos.

En realidad fue el libro titulado Racismo, publicado en 1938 por el homosexual judío Magnus Hirschfeld, el que popularizó el término. En su libro Hirschfeld desacredita la natural tendencia de todo pueblo por preservar su propia idiosincrasia, atacando sin fundamentos claros los postulados de Gobineau, Chamberlain y otros.

Las leyes Jim Crow y las leyes De Núremberg se basaron en investigaciones históricas, así como en conocimientos empíricos que, tanto norteamericanos como alemanes, poseían sobre las diferentes castas en que fue separada la población colonial durante la época de dominio español sobre territorios americanos.

Las leyes Jim Crow afirmaban que con un dieciseisavo o menos de sangre negra (dependiendo del estado) el negro dejaba de ser negro. Igualmente en las leyes de Núremberg era judío solo aquel con dos o más abuelos judíos. Si tenía tres abuelos blancos y uno judío era calificado como blanco siempre que tuviese hijos solo con blancos.

En el sistema de castas de las colonias españolas la mezcla de blanco con indio (1/2 blanco) fue llamado mestizo. La mezcla de mestizo con indio era el cholo (1/4 blanco). Y la mezcla del mestizo con el blanco era el castizo (3/4 blanco). Solo el castizo fue tratado como blanco con derechos similares a los de cualquier español o criollo.

Al tratarse de negros las leyes son ligeramente más exigentes. La mezcla de negro y blanco fue el mulato (1/2 blanco), con derechos limitados como cualquier negro. La mezcla entre mulato y blanco fue el morisco (3/4 blanco), igualmente considerado negro. Porque la sangre negra es más fuerte y perjudicial que cualquier otra.

Solo a partir del hijo de morisco con blanco, el llamado albino (con 7/8 de blanco) se comienzan a reconocer ciertos derechos. Por último, aunque no existen muchos datos al respecto, se supone que el saltapatrás (1/16 negro) posee mayores prerrogativas. El multiculturalismo solo fue promovido tras las independencias americanas.

Desde su origen los pueblos iberos mantuvieron su pureza racial frente a las invasiones extranjeras. Aun frente a romanos y visigodos. Y mantuvo su pureza España frente al islámico invasor. De igual manera fue fundamental la pureza de sangre durante la colonia. Ellos lucharon por mantener tu sangre pura, no los traiciones.

Anuncios